Teherán recibe el apoyo de Rusia tras el incidente en el golfo de Omán

El presidente iraní, Hasan Rohaní, ha acusado a EE UU de “representar una grave amenaza para la estabilidad en la región y en el mundo, al violar todas las normas internacionales”. Rohaní, que ha intervenido este viernes en una cumbre regional en Kishkek (Kirguistán), recibió el apoyo de sus homólogos chino y ruso, que ven en la crisis una ocasión para avanzar sus intereses en Oriente Próximo a la vez que se reafirman frente a Trump. Desde Moscú, el Ministerio de Exteriores condenó el ataque a los barcos pero instó a no sacar “conclusiones precipitadas”, una clara referencia a la atribución del incidente a Teherán por parte de la Casa Blanca. Es “inaceptable” acusar a alguien “hasta la conclusión de una investigación internacional”, subrayaba. En Kishkek, Putin dijo que el responsable de la desestabilización de la región es Washington por romper el pacto nuclear.

Seguir leyendo.

Share Post :