«Para los historiadores está muy claro que la gesta de Magallanes fue una empresa española»

La vinculación de Valladolid con la Primera Circunnavegación a la Tierra y las consecuencias que traería «tener una idea completa de cómo era el mundo» y en las relaciones entre Castilla y Portugal son las principales cuestiones que tratarán de analizar americanistas de diferentes partes del mundo reunidos a partir de este miércoles en un simposio internacional que la capital del Pisuerga acoge bajo el nombre «Magallanes y Valladolid. Apertura y consolidación de la idea del mundo».

La cita ha sido impulsada por la Diputación de Valladolid, la Asociación Española de Americanistas y el Área de Historia de América de la Universidad de Valladolid. «Es un simposio que gira en torno al viaje de la primera vuelta al mundo y que se organiza precisamente aquí -en Valladolid- porque fue donde vino Magallanes en 1518 a entrevistarse con Carlos I para obtener la autorización que le permitiera realizar el viaje que quería hacer», apunta la profesora de la UVA y una de las coordinadoras del certamen, Mª Luisa Martínez de Salinas, quien no tiene ninguna duda de que la gesta de Fernando de Magallanes fue una «empresa española»: «Está muy claro que lo fue en tanto en cuanto lo financió la Corona española y se organizó desde España. Otra cosa es que Magallanes fuera portugués, pero eso no impidió que viniera aquí a buscar ayuda y pedir permiso y autorización para el viaje que partió de San Lucar».

Respondía así a la polémica surgida hace unos meses tras el intento de Portugal de ocultar la españolidad de la gesta, que llevó al Director de ABC a solicitar un informe a la Real Academia de la Historia sobre los hechos históricos objetivos de la gesta marítima que culminó con la Primera Circunnavegación, un documento que la entidad realizó basándonse en documentos que existen sobre el acontecimiento del que actualmente se cumplen 500 años. «Magallanes era portugués y al igual que él, también otros participantes de ese primer viaje de la vuelta al mundo también lo era, pero en esencia fue organizado en España y patrocinado por la Corona española», insiste la historiadora, recordando que las relaciones de España y Portugal en aquella época vienen marcadas por el mercado de la especiería: «Los portugueses habían llegado a través del Atlántico por el este -Cabo de Buena Esperanza- a las islas de las especias y los españoles por el oeste. Ahí se traza la línea de Tordesillas y se hace el reparto».

El simposio analizará a través de siete mesas temáticas «variados asuntos» en relación con las exploraciones y los descubrimientos, el impacto económico y humano que tiene la apertura de nuevas rutas, la política naval, la difusión cultural: «No queremos analizar el viaje en sí sino mas bien las consecuencias de la apertura de la idea del mundo». Martínez de Salinas recuerda que «el viaje en sí está muy estudiado» a partir de testimonios directos de la ruta, pero aún hay sombras sobre las consecuencias de ese viaje, que es donde se centra más el simposio, con la idea de analizar cómo se van incorporando nuevas tierras, las nuevas ideas, los nuevos productos…

La profesora Martínez de Salinas es la encargada de moderar este miércoles la primera mesa del simposio en la que expertos debatirán sobre el efecto que tuvo dentro del propio continente americano la vuelta al mundo. La cita reunirá a profesores expertos de universidades de toda España -Sevilla, Extremadura, Madrid, Santiago y Burgos, entre otras-, a los que se sumarán procedentes también de instituciones académicas de Portugal, México y Chile.

Share Post :