La reconstrucción de Notre Dame sigue en el aire dos meses después

La pequeña misa que se celebrará este sábado en Notre Dame entre fuertes medidas de seguridad —cascos de obra incluidos para la treintena de participantes— quiere ser una promesa de que la catedral gótica volverá, un día, a ser lo que era antes del devastador incendio que sufrió el 15 de abril. Pero también constituye una muestra de lo difícil que va a ser el camino para restaurar el emblemático templo parisino. A dos meses de su destrucción parcial, todavía no han concluido las tareas para asegurar la parte de la iglesia que se salvó de las llamas y esta sigue en un “estado frágil”, advierten las autoridades, que no se atreven a descartar la posibilidad de un derrumbe. Faltan además planes definidos de cómo reconstruirla. Por no haber, no hay ni siquiera acuerdo sobre el estilo a seguir. Mientras tanto, el dinero para su restauración, que en las primeras semanas parecía caer en forma de donaciones cual lluvia de abril, ha acabado convertido en un goteo impredecible.

Seguir leyendo.

Share Post :