Falsa bandera para imbéciles

Nos enseña Goebbels que cualquier intoxicación que desee ser efectiva debe adaptar su nivel al más imbécil de sus destinatarios. Y una prueba evidente del creciente nivel de imbecilidad alcanzado por el género humano son las operaciones de falsa bandera perpetradas, diseñadas o auspiciadas por los Estados Unidos, cada vez más burdas y chapuceras. Hace más de un siglo, cuando su codicia imperialista se fijó en Cuba, los Estados Unidos tuvieron que masacrar la tripulación (mayoritariamente de raza negra) de un buque de su armada, el acorazado Maine, para que los imbéciles mundiales tragaran y ellos pudieran apropiarse de Cuba, Filipinas, Puerto Rico, Guam y otras islas estratégicas del Pacífico. Hace medio siglo, cuando quisieron justificar su intervención en la… Ver Más

Tags:

Share Post :