El alcalde que se hizo grande contra la ELA

La primera señal de que Juan Ramón Amores, nuevo alcalde de La Roda (Albacete), sufría esclerosis lateral amiotrófica (ELA), un mazazo del destino sin cura y con una esperanza de vida media de tres años, llegó de la manera más anodina. “Fue en verano de 2015. Me senté en la silla de la playa y vi que me costaba levantarme. Hice lo que todo el mundo habría hecho: me compré una silla más alta y ya me levantaba perfectamente”, cuenta, remontándose a los primeros síntomas de una enfermedad cuya existencia desconocía hasta que se la diagnosticaron en noviembre de ese año.

Seguir leyendo.

Share Post :